Mujeres radiantes a los 50

Cuando se llega a los 50, los cambios hormonales en la mujer producen cambios en la piel que acentúan rasgos que no nos gustan.
La renovación celular se hace más lenta a medida que envejecemos y por eso la piel se ve apagada. Recomendamos incorporar tratamientos para estimular la producción de colágeno y además incorporar una rutina de cuidado y limpieza. Dentro de las rutinas de exfoliación, limpieza e hidratación no pueden faltar activos como los sueros nutritivos que reponen en la piel la elasticidad y luminosidad perdida, ayuda a darle a la piel el brillo que necesita para lucir más joven.


Aquí nuestras recomendaciones:

Personaliza tu rutina de belleza
No hay dos pieles iguales, así que es importante consultar con tu profesional de confianza para saber qué te conviene más. Además, a medida que pasa el tiempo las necesidades de la piel cambian y los cuidados deben adecuarse a ellos.

Puedes ver tratamientos faciales de nuestro SPA aquí

Aplica antioxidante todas las mañanas
Los antioxidantes son indispensables porque previenen un envejecimiento de la piel, estimulan la producción de colágeno y ayudan a la eliminación de manchas.
Acude a antioxidantes como las vitaminas C, E, ácido ferulico.

Solo productos específicos como los sérum o los contornos consiguen penetrar hasta las capas más profundas de la piel haciendo revivir esa vitalidad perdida.


Realiza una limpieza profunda

por lo menos una vez al mes.
Además de tu rutina diaria, es importante dejar tiempo para una limpieza profunda, una correcta limpieza del rostro, es la mejor forma de luchar contra los signos de la edad y de tener la piel radiante. Es la base de todo. Potencia los resultados haciéndote una vez al mes una limpieza profunda con tu profesional
Puedes realizarte: peeling, exfoliantes, limpieza con dispositivos electrónicos, mascarillas, nutrición … La clave es la constancia.

Cuida el cuello y el escote
Estos tienen una piel muy fina y es de las primeras partes del cuerpo, junto a las manos, que delatan nuestra edad.

Protector solar Fundamental , tanto en verano como en invierno. Nunca salgas de casa sin protegerte del sol. Así no castigarás la piel con la consecuente aparición de manchas y arrugas más profundas.
La piel del cuerpo también necesita atención! Cremas humectantes con ingredientes como la niacinamida, manteca de karité y glicerina deben usarse a diario pues al envejecer la piel produce menos aceites naturales y se deteriora más rápido!
Beber mucha agua, mantenerse activas, caminar, hacer ejercicio.

No podemos detener el paso del tiempo, pero esta en nuestras manos disminuir sus efectos.
“La meta principal es lucir radiante”

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top